sábado, 4 de octubre de 2008

Pintando con pinceles y dedos

Por fin me he decidido a sacar las pinturas de dedos. La verdad es que como León tiene 15 meses y está "un poco loco", los materiales los solemos tener por alto. Pero ya era hora de dejarle guarrearse un rato al pobrecillo. Es un enano, pero maneja bien el pincel (para pintarse a él mismo principalmente), y es persistente y concienzudo en lo que hace (hasta que no pinta toda la mesa, la silla y los 4 papeles, no para).

¡Me encanta verle así!

Violeta estuvo pintando también hace unos días. Le regaló Azu un paraguas para su cumple, y es muy chulo porque se puede personalizar pintándolo con acrílico. No sé si aguantará mucho la pintura si llueve, porque los pinceles los limpiamos sin problemas con agua. Pero imagino que estará bien pensado. El día del regalo no le gustó mucho (quería un paraguas, pero uno que ella había visto en un escaparate), pero ahora está encantada con él. Lo pintaremos en varios días, porque va a ritmo lento. Vamos, que no sé para qué temporada otoño-invierno estará listo. Violeta es muy perfeccionista con lo que hace y pinta con mucho cuidado, sin salirse nada, y despacio.



Si os gusta la idea, el paraguas es de Imaginarium.

2 comentarios:

amigos homeschoolers dijo...

¡Que bien se lo pasan pintando!
Me alegra mucho que al final a Violeta sí le guste el paraguas :-D
Besos

marcela dijo...

y si no aguanta la lluvia ira decorando la calle a su paso!!!

están divinos tan concentraditos pintando!

un saludo!

Elementos relacionados